Los ciudadanos y la economía circular

 

Situación actual y perspectivas de futuro

 
 

La economía circular surge para dar respuesta a la necesidad de transformar el modelo económico que ha prevalecido (y sigue prevaleciendo) en la industria y el consumo: la economía lineal. Es evidente que el clásico sistema de extracción de recursos de la naturaleza, transformación, producción, venta y eliminación de los productos consumidos no es sostenible. La transición de un sistema lineal hacia uno circular requerirá la implicación de los tres agentes de la sociedad: administración pública, empresas y ciudadanos.

Este estudio tiene el doble objetivo de analizar los comportamientos, actitudes y percepciones de los ciudadanos en relación a la sostenibilidad y a la adopción de prácticas de economía circular (como la reutilización, la reparación o el reciclaje), y de identificar buenas prácticas a nivel local e internacional encaminadas a acelerar la transición a la economía circular.

 
 
 

El análisis ha incluido 2.534 entrevistas a ciudadanos, una recopilación de iniciativas privadas ejemplares en la implementación de modelos de negocio circulares, entrevistas a expertos de diferentes ámbitos en el campo de la economía circular y la sostenibilidad, y un viaje de referencia a Escocia para entrevistar a instituciones públicas y empresas que están liderando la transición hacia la economía circular.

El estudio ha sido coelaborado por 14 entidades públicas y privadas: ACCIÓ, Agència de Residus de Catalunya (ARC), Banc Sabadell, Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Diputació de Barcelona, Endesa, Gallina Blanca-GBfoods, Holaluz, ISP, Mango, Naturgy, Puig y Veritas.